Finos de Palma Casa de Alba

Casa de Alba Fine Food con Finos Palmas 2016 de González Byass

El pasado jueves 3 de noviembre se presentó en el Palacio de las Dueñas la colección de los Finos Palmas 2016, los cuatro nuevos vinos de González Byass.

Cayetano Martínez de Irujo, responsable de Casa de Alba Fine Food, ejerció de anfitrión en los jardines y patios del Palacio, escenario donde se presentaron las diferentes «estaciones» o palmas del fino. Se acompañó el acontecimiento con una variedad de productos ibéricos y dulces de los productos gastronómicos de Casa de Alba, para así maridar esta cata de magníficos vinos.

Cayetano Martínez de Irujo, Pedro Rebuelta (vicepresidente de González Byass) y Antonio Flores (enólogo de la bodega jerezana) recibieron a los invitados, profesionales y especialistas relacionados con el mundo de la hostelería y el vino.

Para esta 6ª edición de los Finos Palmas de González Byass, Antonio Flores ha contado con la colaboración del Master of Wine y Master of Sommelier Gerard Basset para la selección de estos vinos tan especiales.

Finos Palmas 2016

Finos Palmas 2016

Las Palmas son denominaciones que, como define Manuel María González-Gordon en el libro “Jerez-Xerez-Sherry”, se aplican a aquellos vinos finos de Jerez que se distinguen notablemente por su limpieza, finura y delicadeza en el aroma, y el número de palmas es proporcional a su grado de vejez. Se dividen en:

Fino Una Palma, la evolución en el tiempo de un Tío Pepe con 6 años, es fruto de la selección de tres botas, de un total de 142, en las que el velo de flor es un manto de vida.

Dos Palmas, 8 años de contacto con la flor que cubre toda la superficie del vino. Fino Dos Palmas, reflejo de la elegante contundencia de Tío Pepe, procede de la selección de dos botas de entre 150.

Tres Palmas, un Tío Pepe muy viejo, lleva la crianza biológica al límite. Tras 10 años de envejecimiento, solo algunas botas mantienen trazos de levadura que interactúan mágicamente con el vino. Procede de una única bota seleccionada entre las 150 que componen la solera.

Y por último, Cuatro Palmas. Este Amontillado Viejísimo refleja la capacidad de Tío Pepe de evolucionar en el tiempo concentrando lo mejor de su origen para ofrecer un vino que demuestra la importancia de la selección y la clasificación en la bodega. Un Amontillado sublime e irrepetible que procede de solo una de las seis botas que envejecen en González Byass desde hace 51 años.

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *