El arte como esencia de La Casa. Palacio de Monterrey

Por: Nacho Jiménez Delgado


Desde el pasado 1 de junio de 2021, la Fundación Casa de Alba retoma la gestión turística del Palacio de Monterrey, en Salamanca.

Desde su apertura al público en 2018, el Ayuntamiento de Salamanca  ha gestionado con enorme sensibilidad e implicación este proyecto cultural y turístico. Sin su apoyo no habría sido posible.

Con el de Monterrey, ya son tres palacios los que la Fundación Casa de Alba abre al público para ser visitados junto a los de Liria en Madrid y Las Dueñas en Sevilla.

De esta manera, se ve reforzado el compromiso de apertura, conservación y difusión del patrimonio histórico y artístico de la familia por parte de D. Carlos Fitz-James Stuart y Martínez de Irujo, XIX Duque de Alba.

El Palacio

El Palacio de Monterrey es uno de los mejores ejemplos de la arquitectura civil del renacimiento español y máximo exponente del Plateresco. Ha servido de ejemplo para otros estilos arquitectónicos como el neoplateresco o el “estilo Monterrey”, y de inspiración para otros edificios como la Academia de Caballería de Valladolid, el actual Museo Arqueológico de Sevilla o el Palacio de la Diputación de Palencia.

Fue levantado por voluntad de don Alonso de Acevedo y Zúñiga (1495-1559), III conde de Monterrey, noble de ilustre linaje de origen gallego con importantes recursos, que estuvo vinculado a la ciudad salmantina.

Don Alonso le encarga el proyecto del palacio a los arquitectos Rodrigo Gil de Hontañón y a fray Martín de Santiago en 1539, presupuestado en 10 millones de maravedíes, un coste altísimo teniendo en cuenta que la economía del conde no pasaba por su mejor momento, después de emplear grandes sumas en la construcción de la fortaleza de Monterrey de Galicia o la ayuda prestada para la defensa de la Viena imperial frente a los otomanos. Esa fue la razón por la que el edificio nunca se concluyó como estaba previsto, además teniendo en cuenta que su hijo, quién debía de continuar los trabajos, falleció apenas tres años después de hacerlo él, quedando como heredero un niño de corta edad, don Gaspar, V conde de Monterrey.

En la construcción participaron numerosos artistas locales, escultores, tracistas y adornistas. La fachada que se contempla desde la plaza de las Agustinas, es solo una parte de lo que se proyectó, puesto que le debía corresponder otra construcción simétrica al norte. Sobre el diseño final existen varias teorías, según Chueca Goitia, el resultado era un palacio de planta cuadrangular en torno a cuatro patios porticados, aunque esta tesis parece complicada, porque tales dimensiones obligarían a derribar la iglesia de Santa María de los Caballeros. Para John D. Hoag, el palacio tendría dos alas paralelas (una es la construida) cerradas por una fachada oriental (solo se construyó una parte) y un patio en el extremo opuesto.

A la fachada principal se le incorporó una bella decoración de cresterías y unas chimeneas de filiación francesa, decoración que contrasta con el cuerpo inferior, de carácter medieval. Sin duda la parte más bella del edificio son los torreones, las crestería, caladas y caprichosas, y las chimeneas, las primeras, autentica filigrana en piedra, las segundas, de filiación francesa. En las esquinas de los cuerpos superiores de los torreones, se aprecian los escudos de armas del III conde de Monterrey con los linajes de Acevedo y Fonseca.

El momento de incorporación del palacio a la Casa de Alba se produjo tras el matrimonio de Catalina de Haro y Guzmán (1672-1733), VIII condesa de Monterrey, VIII marquesa del Carpio, quien heredó todos los títulos de los linajes de Olivares, Carpio y Monterrey, así como el famoso palacio salmantino, con don Francisco Álvarez de Toledo y Silva (1662-1739), X duque de Alba. Solo tuvieron una hija, Doña María del Pilar Teresa Álvarez de Toledo (1691-1755), XI duquesa de Alba.

Visitas

El Palacio de Monterrey es el único palacio de Salamanca que alberga en su interior una casa real, vivida y en uso en la actualidad.

La visita ofrece adentrarnos en el entorno más íntimo de la familia, visitando las salas de uso diario. Además, pese a las modestas dimensiones del Palacio, en su interior también veremos una importante colección artística y mobiliaria. Todo ello mediante una experiencia única, fusión de música, voz e imágenes. Como broche final, una maravillosa panorámica exterior de Salamanca en uno de sus torreones, para admirar de cerca las fastuosas chimeneas y la crestería que corona el edificio.

Recorrido cocinas y celdas

Este recorrido ofrece a los visitantes una visión diferente de la vida del personal del Palacio a lo largo del tiempo.

El servicio doméstico siempre ha cumplido una importante misión dentro de los palacios y castillos. Descubre su modo de vida caminando por el pasillo de las celdas, y otras zonas que todavía utiliza el personal del Palacio actualmente. El recorrido incluye la cocina, donde conocerás incluso recetas gastronómicas que han degustado los diferentes Duques de Alba.

El recorrido de cocinas y celdas se ofrece únicamente como complemento a la visita general y tiene un suplemento de 2,50€, por lo que se requiere estar en posesión de la entrada general para disfrutarlo.

Visita nocturna

Con esta visita podrás vivir una experiencia totalmente diferente, en un ambiente nocturno, que a diferencia de la visita diurna, contará con un guía que nos descubrirá la faceta más íntima de la casa.

La visita incluye todo el recorrido habitual junto con la zona de cocinas y celdas, culminando con la subida al torreón y así poder observar la ciudad iluminada de noche, que gracias a la famosa piedra de Villamayor, ofrece un colorido único.

Visita privada a palacio cerrado

Esta entrada permite conocer el Palacio de forma exclusiva y a puerta cerrada, incorporando al recorrido por las zonas visitables, otras estancias de índole privada y siendo acompañado en todo momento por un guía especializado en historia y arte, haciendo de la visita una experiencia inolvidable.

La visita podrá realizarse antes de la apertura del Palacio o al cierre del mismo.

Mas información en: www.palaciodemonterrey.com 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *